Yakitoro, hablas más japonés del que crees

Japón, la última frontera. Ese lugar al que todos queremos ir y del que conocemos bastante poco… ¿o no?. A falta de un buen viaje a la milenaria tierra del este decidimos acercarnos al restaurante Yakitoro, en la céntrica calle de la Reina de Madrid.

El local fue abierto por el televisivo cocinero Alberto Chicote (no confundir con el Chicote de la famosa coctelería) en 2015 y durante seis años fue uno de los lugares de los restaurantes de referencia en lo relativo a la comida fusión

Cenando en pasadizos. La bodega de los secretos

En la calle San Blas del Barrio de las Letras de Madrid, una discreta puerta señalada con un sencillo cartel que pone “restaurante” y dos bolardos vegetales, no nos hace sospechar lo que encontraremos en su interior. Y es que el restaurante al que os invitamos hoy, se encuentra en una galería abovedada con cuatro siglos de historia cuyas paredes han sido testigos de los secretos e historias allí acontecidas. 

Madrid es puerto de mar: El percebe de Cedeira

Madrid ha tenido varios proyectos para ser puerto de mar. Sí, como lo oís, tanto los Austrias como los Borbones pensaron cómo buscar una salida navegable para llegar al mar desde Madrid y evitar los inconvenientes económicos de estar en el interior del país. Como ya habréis deducido, ninguno de estos proyectos consiguió dar a nuestra ciudad vía directa con el mar. Sin embargo, este fracaso a día de hoy, por suerte, no es excusa para no comer un buen pescado y marisco en nuestra ciudad.

Hoy, os llevamos a uno de nuestros sitios favoritos para comer un marisco de calidad: El percebe de Cedeira, un restaurante donde, sin elegancias ni estridencias, se puede disfrutar de un género de primera calidad.

Luna Rossa. El verdadero napolitano.

Enfrascados, como estamos, en la moda de las pizzas napolitanas, de masa fina y borde generoso, decidimos cenar en uno de los restaurantes italianos con más solera y fama de Malasaña, el Luna Rossa. Un pequeño restaurante con casi treinta años de antigüedad, que resiste el paso del tiempo a base de cocina tradicional y manteniendo la esencia de su origen.

Nuestras recomendaciones cocteleras

¡Ay, los cócteles! esos brebajes de colores que parecen muy divertidos pero con los que hay que tener cuidado, porque entre el jiji y el jaja, te pegan tal zurriagazo sin que te des cuenta, que de repente no sabes ni cómo te llamas.

A pesar de sus peligros, a nosotras nos parece que un buen plan siempre mejora con un cóctel antes. Será que somos muy glamourosas o será que nos gusta darle al alpiste, elegid la opción que os plazca. Pero aquí os traemos una selección de tres de nuestras coctelerías favoritas de Madrid para vuestro disfrute. Vendrán más…

Vaya lío con la cabra

En nuestro afán por descubrir, catar y (por qué no decirlo) pasarlo bien, en De Cines y Cenas buscamos los mejores sitios para disfrutar de la siempre variada noche madrileña. En este caso, habíamos leído varias referencias sobre el restaurante “La cabra” que hacían que nos apeteciera bastante la visita a este local situado en el barrio de Chamberí. La premisa era clara y concisa: La Cabra es una llamativa y singular propuesta de tapas y cocina castiza. Disfrute de una carta gastronómica en constante evolución e innovación dentro de nuestra cocina para proporcionarles la mejor experiencia.

Os contamos nuestra experiencia en este post

Gayagum, descubriendo la Corea castiza

Una de las características más destacadas de la comida coreana es la gran cantidad de guarniciones (banchan) con la que sirven los platos principales. Decenas de platitos, con todo tipo de colores y formas que resultan un entretenimiento para la vista y el gusto.

Hoy visitamos Gayagum, un restaurante coreano con solera en la Calle Bordadores. Un sitio auténtico donde comer rica comida coreana, con cero postureo y una muy buena atención. Un local muy recomendable para iniciarse en esta gastronomía o para disfrutarla si ya la has descubierto.

Mica Restobar, un italiano diferente

Mica Restobar es un pequeño pero acogedor local italiano, situado en pleno distrito Centro de Madrid. Ofrece una carta no muy extensa pero de calidad excelente, con platos que van desde el carpaccio a la burrata, además de unos riquísimos embutidos en focaccias y por supuesto pizzas, hechas con harina semi integral y ecológica. También cuentan con una cuidada selección de vinos naturales cultivados orgánicamente, tanto españoles como italianos.

Bebiendo en Bad Company

Muy cerca de la plaza del Callao, en pleno centro de Madrid, se encuentra una puerta cerrada que parece no dar a ninguna parte. Al llamar al telefonillo una voz nos pedirá que esperemos a ser atendidos y unos segundos más tarde, tras una pequeña mirilla, una persona nos pedirá una clave.

Desde que ponemos el pie en Bad Company 1920, la inmersión es total. Esta coctelería nos sumerge en los años 20 en EEUU, recreando un local clandestino del ley seca, sin necesidad de sufrir el nerviosismo de las redadas de Eliot Ness.

Mo de Movimiento

Un domingo cualquiera, guiados por la promesa de degustar una comida sana y deliciosa bajo unos frondosos naranjos nos dirigimos hacia Mo de Movimiento, uno de los restaurantes que lo están petando en la zona de Chamberí. La fortaleza del proyecto se basa en la materia prima sostenible y de calidad, ya que sus platos están preparados a base de alimentos y elaboraciones artesanales de pequeños productores de proximidad (muchos de ellos ecológicos).

Para San Valentín… llévame lejos

Udaipur es uno de los cinco restaurantes de comida indú que el grupo Khazuria tiene en Madrid y que se caracteriza por disponer de la decoración más encantadora y evocadora de todos ellos. Empezando por los coloridos neones de las ventanas y puerta, lo que más nos va a llamar la atención de este restaurante es el “jardín invertido” que encontramos en el techo de sus comedores, lleno de plantas y flores de colores que evocan las tonalidades de la India y una terraza que (pese a estar en mitad de la Castellana) es bastante agradable. Su carta de cócteles y la unión de especias en sus platos nos promete un menú con todo el exotismo de la India para celebrar una noche especial.

Tiempos modernos en el Café Comercial

Desde que en 2018 reabriese el Café Comercial, tras una abrupto e inesperado cierre, sus nuevos propietarios han conseguido convertir el (otrora) café más antiguo de Madrid, en un espacio que aúna gastronomía, cócteles y cultura a partes iguales. Los brunch, los churros y el bacalao al pil pil sobre pisto confitado, se unen a los conciertos, las presentaciones literarias y los monólogos en pleno centro de Madrid.

Asistimos a los miércoles de cines y cena, que combinan proyección de peli clásica con un menú cerrado en su salón superior, y os contamos nuestra experiencia.

La Bobia, un restaurante actual con historia y tradición.

La Bobia abrió en los años 30 como una “cervecería con precios corrientes”, y durante los 70 fue uno de los núcleos de reunión de La movida madrileña. En el año 1991 cerró y tras pasar por varias manos, terminó siendo propiedad de La Fábrica, un grupo empresarial que cuenta con 10 restaurantes de diferentes estilos en Madrid. Os recomendamos una visita al local si os gustan los platos asturianos tradicionales y cuidados en un ambiente moderno y actual.

El perro y la galleta, comenzamos

Tras las croquetas de boletus, el hummus y el risotto, parece que los restaurantes de moda han optado por los sabores orientales fusión (y el tartar de salmón) para completar sus cartas. Dado este panorama nos hemos puesto como misión buscar algunos sitios donde la carta sea un poco diferente y fruto de esa búsqueda decidimos reservar en un restaurante que hemos visto últimamente repetidas veces. Se trata de El perro y la galleta.